Documentos por instituciones y series

En el 2006 un nuevo concepto se comienza a instalar en la semántica de la sociedad chilena, un conteo constante de asesinatos de mujeres visibiliza un problema social: el femicidio. De esta manera, organizaciones feministas y organismos supranacionales con enfoque de derechos han puesto sus esfuerzos en tematizar el femicidio y demandar la intervención estatal en políticas de prevención. En este contexto, en el 2007 en Chile se propone la moción que tipifica el femicidio como figura legal. Este artículo, basado en una investigación empírica, intenta indagar en la semantización del femicidio en Chile, considerando la trayectoria hacia su promulgación. Así mismo, será expuesta la problemática del femicidio como resultado de la violencia de género en el contexto de una sociedad patriarcal, para finalmente, en este escenario, captar cómo se semantizó el concepto, en su calidad de ley, en la población.
El artículo resalta las limitaciones del positivismo en las ciencias sociales. Sus críticos apelan a su superficialidad ontológica, y sus consecuencias sobre su pertinencia epistemológica, para reivindicar la necesidad de alternativas metodológicas en la investigación social. Se presentan a continuación el realismo crítico, como postura filosófica, y el enfoque morfogenético de Margaret Archer, como una implicación teórica, para contrarrestar el paradigma dominante. El artículo es innovador en su esfuerzo por vincular discusiones filosóficas con implicaciones en la práctica académica, incluyendo la referencia a tres trabajos que han utilizado el realismo en el análisis institucional. La contrapropuesta es aún prematura, pero cuenta con un gran potencial científico.
Con este artículo se ha pretendido refutar la autoridad del discurso posestructuralista como alternativa al desarrollo. Haciendo uso del aparato analítico del enfoque de las capacidades se corroboró como desde la concepción de desarrollo como libertad se consigue superar, sin necesidad de abandonarse al relativismo epistémico de la corriente posdesarrollista, el reduccionismo analítico de las teorías contemporáneas de desarrollo. De tal examen se concluyó que frente a las tesis posmodernas, la teoría de las capacidades es no solo más coherente normativamente, sino que también lo puede ser en términos operativos. Para esto último, se incorporan conceptos inéditos como la soft action (acción suave) y la “trampa de no desarrollo” con el que superar así, analíticamente, algunas de las barreras empíricas (fundamentalmente el fetichismo de la mercancía) que pudieran obstaculizar el éxito de un marco de cooperación (sostenible) adaptado a los retos del desarrollo como libertad.
El presente artículo tiene como objetivo analizar las diferencias regionales de las condiciones de trabajo que tiene la población ocupada en México. Para ello, se estima un índice de flexibilidad laboral considerando los años 2005 y 2014. El estudio se sustenta en la vertiente teórica denominada segmentación de mercados de trabajo. Los resultados muestran la existencia de diferencias regionales en el territorio mexicano que permiten identificar un patrón espacial visualizado en 2005 y 2014. Las entidades del norte de México muestran un índice de flexibilidad bajo, las zonas del centro un índice medio y los estados del sur un índice de flexibilidad alto. Lo anterior confirma que los mercados de trabajo en México ostentan la flexibilidad como particularidad trascendental, fenómeno observado en la actualidad y antes de la reforma laboral.
En el presente trabajo se realiza un análisis del crecimiento económico municipal en Colombia, en el período 1993-2012. El objetivo es evaluar la existencia de convergencia teniendo en cuenta las externalidades del capital humano y el capital físico. Siguiendo el análisis propuesto por Mankiw, Romer y Weil (1992), se estiman las ecuaciones de convergencia aumentadas con capital humano. Se sigue la propuesta de Ertur y Koch (2006, 2007), quienes incluyen las externalidades tecnológicas en el análisis del modelo que considera solamente el capital físico (Solow 1956), y en el modelo aumentado con el capital humano. Los resultados indican que cuando no se tienen en cuenta los efectos de los spillovers, existe evidencia de convergencia. Esta, sin embargo, desaparece cuando dichos efectos son añadidos al modelo.